La Historia de Grimm

Grimm era un cachorro cuando le recogieron, llegó al refugio Salvando Peludos, aterrorizado y con un profundo dolor. Esta es su historia.


Nada más recoger a Grimm, en el refugio se dieron cuenta de que le pasaba algo. Tenía apenas unos meses y estaba aterrorizado cada vez que una persona se acercaba a él, en buena parte debido al intenso dolor que sentía. Le hicieron pruebas y le diagnosticaron una displasia de cadera, pero al encontrarse en pleno crecimiento había que esperar para poder intervenirle. Y el momento llegó.
La intervención se ha realizado hace unos días en la Hospital Veterinario Retiro donde se ha llevado a cabo una cirugía bastante complicada en la que se le ha insertado una placa de titanio de última generación para solucionar su problema de displasia de cadera. La operación ha sido todo un éxito.
Ahora Grimm tiene su cadera encajada y es un adolescente que empieza a ser feliz. Sigue siendo muy tímido, en gran parte por el sufrimiento que le ha provocado su patología, pero ahora tiene una nueva oportunidad para salir adelante y llevar una vida normal. En el refugio confían en que, al mejorar su calidad de vida, su estado emocional también irá mejorando y se mostrará más confiado y seguro. ¡Ánimo Grimm!

La Historia de Grimm en imágenes

Grimm cuando todavía era un cachorro
Antes de la operación.
Después de la operación.
El equipo del Hospital Veterinario Retiro ayudando hasta último momento.
Grimm rumbo al refugio para su recuperación.