Historias de perros (felices)

Lester, Alanis, Brandy, Tiro… son nombres de perro con una historia feliz. Os las contamos.

Nuestra primera historia es la de Lester. Llegó a la protectora con su padre Kenjy hace no mucho. Aunque estaban muy unidos, los dos han seguido caminos separados pero felices y ahora cada uno de ellos ha encontrado nuevos compañeros de viaje.

Tiro llevaba en el albergue desde principios de año. Nerviosa y juguetona, enseguida se adaptó a la vida en comunidad con el resto de perros mientras esperaba un hogar. Pasaron los meses, llegó el Salón de la Adopción y todo cambió. Allí conoció a Bea y a Patri, y fue un flechazo mutuo. Por fin, Tiro tiene una casa propia por la que corretear, mordisquear los muebles y jugar.

La historia de Brandy es también la historia de sus hermanos. Aparecieron en una caja abandonada detrás de un contenedor. La persona que los encontró se empeñó en buscarles una protectora que los acogiera. Y la encontró. Por su parte, la protectora se empeñó en buscar un hogar para todos. Y, uno a uno, fueron adoptados. Brandy ha sido la última pero ya disfruta de su nueva familia.

Cuando encontraron a Alanis, estaba a punto de dar a luz. 24 horas después de llegar a la protectora, estaba acompañada de 9 cachorritos que fueron adoptados casi enseguida, destetados, vacunados y felices. Los perros adultos tienen más problemas para ser adoptados y por eso a Alanis le ha costado un poco más, pero ya tiene nuevos compañeros de viaje.

Por último, la historia de Dulce, una mastín tranquila que hace honor a su nombre, que ha encontrado una familia “conductora” de lo más divertida: Eduardo, sus hijas adolescentes y la abuela de 90 años que no duda en sacarla a pasear por los alrededores de plaza de Castilla.

Son 5 historias de perros felices que nos reafirman para seguir trabajando por la recuperación de perros abandonados junto a Bayer y Hospital Veterinario Retiro para que encuentre compañeros de viaje como Tiro, Brandy, Lester, Dulce y Alanis.